“Yo veía que necesitábamos una banda que representará a los hispanos en la Policía de Nueva York”, dijo uno de los músicos.

Esta banda pone a bailar a todos en este recinto de Queens, pero lo que la hace distinta es que está compuesta por oficiales que día a día patrullan y vigilan la ciudad, pero que tras su turno de trabajo conectar con la comunidad, tocando con salsa, bachata, merengue o ballenato.

“Yo siento toda la gente mientras estoy tocando, pueden sentir algo muy especial, especialmente cuando estoy tocando mi trombón”, dijo otro músico.

Ellos son la banda la Jara.

La idea surgió en 2005 cuando el capitán Alexander Cedillo invitó a varios de sus compañeros que tenían conocimiento musical.

“Yo quise ser músico pero llegó un punto de mi vida que tuve que decidir: o la música o lo que yo quiero también que es la policia, que es servir a la comunidad. Dios quiso que haga las dos cosas”, explicó Cedillo.”Yo quise ser músico pero llegó un punto de mi vida que tuve que decidir: o la música o lo que yo quiero también que es la policia, que es servir a la comunidad. Dios quiso que haga las dos cosas”, explicó Cedillo.

Así llegó Erwin Gómez, que le da voz a los gustos musicales de los presentes en los eventos. A unos minutos de salir al escenario dice que ya no siente nervios de cantar en los diferentes eventos a los que los invitan.

“Si te sale un gallo lo echamos a pelear, olvídate, eso es lo de menos”, dijo Gómez.

Esta banda es un orgullo de la hispanidad, ya que aquí hay gente de diferentes países latinoamericanos que al escuchar la ovación al salir al escenario sienten la motivación para dar su mejor interpretación.

“Tenemos de varias partes del mundo, Perú, yo soy ecuatoriano, tenemos gente de Puerto Rico, República Dominicana, México, Honduras”, agregó Cedillo.

Esta noche la banda toca mientras otros policías regalan útiles escolares a los niños. Pero aquí saben que esta es una buena forma de crear confianza y una buena relación entre la uniformada y la población.

“Magia, uno se siente muy contento, nosotros trabajamos por eso, para ver la reacción de la gente… Se dan cuenta que nosotros somos parte de la comunidad, ese es el objetivo de nosotros”, dijo Cedillo.”Magia, uno se siente muy contento, nosotros trabajamos por eso, para ver la reacción de la gente… Se dan cuenta que nosotros somos parte de la comunidad, ese es el objetivo de nosotros”, dijo Cedillo.

Algunos de estos músicos han tocado en otras bandas. Cada presentación tocan prácticamente de manera intuitiva porque debido a sus horarios laborales tienen muy poco tiempo para practicar.

Aún así, son muestra del orgullo del sabor de la música hispana.

via https://www.ny1noticias.com/