La Fiscalía Estatal y el Departamento de Policía desmantelan una red de robo y reventa de autos. Los presuntos responsables habrían aprovechado el cierre causado por la pandemia para robar al menos 45 vehículos en un periodo de 6 meses. Unas diez personas enfrentan múltiples cargos por lo ocurrido.

De acuerdo con la investigación, los ladrones obtenían de manera ilegal los códigos para crear llaves de los vehículos. Una vez dentro del auto, modificaban el sistema computarizado para obtener el control, desconectaban las alarmas y reprogramaban los autos para que no reconocieran las llaves de sus propietarios.

Los vehículos eran transportados a varios lotes en El Bronx, donde les cambiaban los parabrisas y alteraban sus números de identificación única. En el grupo de implicados figura Leticia Saldívar, una mujer de Pensilvania que creaba documentación falsa de los autos de ese estado.

Los vehículos posteriormente eran vendidos. Dos de los sospechosos, Willy Abreu Martinez y Abdul Khan, fueron identificados como clientes de alto volumen. Ellos adquirieron varios de los autos robados y los revendieron en otras partes del país y en República Dominicana.

En total se presentaron más de 300 cargos contra los sospechosos que acarrean penas en prisión de hasta 15 años.