Escrito Por Soy Moe

El fútbol es para muchos el deporte rey. Es espectáculo, es entrentenimiento y es, en muchos casos pasión. Sin embargo, en los últimos años el fútbol se ha convertido en algo mucho mayor.

Hoy en día, el fútbol y el dinero van juntos de la mano. Alrededor de este deporte se generan suculentos negocios multimillonarios, gracias a la influencia social de los futbolistas, al marketing y a las estrategias de mercadotecnia ligadas al fútbol.

Sueldos millonarios, patrocinios, derechos de imagen, ingresos por publicidad… El fútbol se ha convertido en un gran agente dinamizador de la economía internacional.

Pero lo cierto es que el fútbol no solo genera dinero a nivel interno. A lo largo de los últimos años, han surgido diversas iniciativas que permiten a los usuarios monetizar su pasión por el fútbol. En este artículo queremos repasar algunas de esas vías que involucran a los usuarios en el negocio del fútbol.

· Apuestas deportivas: Sin duda, las casas de apuestas están en auge. Han despertado el interés de los más jóvenes gracias a campañas de marketing agresivas y extremadamente visuales. Sin embargo, están en el centro de la polémica por el aumento de casos de ludopatía. Recordamos que en este tipo de juegos solo pueden participar los mayores de edad y siempre desde una perspectiva responsable. Nada tienen que ver estos sorteos, basados en los pequeños ingresos inmediatos, con jugar a la quiniela online. La quiniela es una apuesta deportiva regulada por el Estado. Consiste en acertar el pronóstico de 14 partidos de fútbol de la Liga española. El 55% de lo recaudado con la venta de las participaciones se destina a premios.

· Trading en el fútbol: El trading deportivo en el ámbito del fútbol también ha crecido en los últimos años. En los mercados financieros, un broker es el profesional que se dedica a comprar y a vender títulos financieros. En las apuestas deportivas, sucede exactamente lo mismo. El broker de fútbol se dedica a comprar y vender apuestas deportivas en una plataforma o mercado de intercambios. Una transacción se compone de una compra (back) y de una venta (lay) de la misma apuesta a dos cuotas diferentes en el corto plazo. Cada vez son más las personas que se adentran en este universo.

· El poder del merchandising: Uno de los clásicos del negocio del fútbol es el merchandising. La venta de camisetas de los jugadores, así como otros objetos relacionados con los equipos de fútbol (bufandas, posters, postales, bolígrafos, libretas, etc…) genera amplios beneficios económicos. A menudo escuchamos en los medios de comunicación que un determinado jugador ha sido fichado con el objeto de “vender camisetas”. Sin lugar a dudas, la venta del merchandising es uno de los pilares en el negocio y el mercado del fútbol.

· Los influencers del fútbol: El fútbol también se beneficia del poder y la influencia de las redes sociales. Los futbolistas acumulan legiones de seguidores en sus perfiles sociales y presentan un elevado grado de engagement con su comunidad. Este contexto se vuelve muy atractivo para las marcas, que encuentran en las publicaciones de los futbolistas un gran escaparate para anunciar sus productos. Las colaboraciones con las marcas de los futbolistas se comercializan a precios de oro. Lo cierto es que el impacto de sus publicaciones es muy elevado.

Estas cuatro vías solo representan algunos de los ejemplos del negocio del fútbol. Como ves el deporte y el espectáculo se han transformado hasta llegar a convertirse en un auténtico mercado.

Y tú, ¿qué opinas de esta evolución? ¿Crees que la magia del fútbol se está perdiendo con esta excesiva monetización?