​RUSIA.-  30 personas murieron en la provincia rusa de Oremburgo como consecuencia de una intoxicación por productos alcohólicos falsificados, según comunicó este sábado el Gobierno de la región, recoge Interfax.

Las autoridades informaron este viernes sobre más de 50 personas envenenadas.

El Ministerio de Sanidad local detalló que los resultados de los análisis de 17 de los fallecidos revelaron que “la gran mayoría tenía metanol en la sangre en dosis mortales que iban de 1,36 a 4,13 gramos por litro”.

Se ha iniciado una causa penal y los oficiales han identificado a 9 sospechosos, 4 de los cuales ya han sido arrestados.