Pedro Javier Cofresí nació en Santiago de los Caballeros, y desde muy pequeño demostró tener grandes dotes y habilidades hacia las artes plásticas. Se define como una persona respetuosa de su profesión, de sus colegas y de los grandes maestros de la pintura dominicana, a los cuales admira y de quienes ha aprendido mucho. Se considera un guerrero que deja tras sus batallas toda su esencia, y cree que una buena obra siempre tiene algo que contar, pues sus obras se basan en la vida diaria y lo que experimenta en ella. A este artista le mueve todo lo que le rodea, manteniendo la curiosidad de un niño que necesita aprender y conocer el mundo en que habita. En 2006, Pedro Cofresí se graduó en la Escuela Nacional de Bellas Artes, y en la actualidad es profesor en artes y práctica de programas de ayuda social para niños y niñas. También es tatuador profesional desde hace muchos años.

¿Cómo definirías a Pedro Cofresí, el artista?
Me defino como una persona respetuosa de mi profesión, de mis colegas y de los grandes maestros de la pintura dominicana a los cuales admiro y de quienes he aprendido mucho.

¿Y tu estilo al plasmar ideas sobre el lienzo?
El artista es un guerrero que deja tras sus batallas toda su esencia. Creo que una buena obra siempre tiene algo que contar. Mis obras están basadas en la vida diaria y lo que experimentamos en ella. Mi técnica se basa en la mezcla de varios estilos pictóricos.

¿Qué buscas con ellas?
Busco conversar, despertar curiosidad, producir agradables emociones. No sé, posiblemente en el fondo los artistas buscamos solo ser escuchados.

¿Qué te mueve como artista?
Me mueve todo lo que me rodea, mantengo la curiosidad de un niño que necesita aprender y conocer el mundo en que habita. La naturaleza está compuesta por elementos simples que nos dan grandes lecciones.

¿Cómo fue tu acercamiento al mundo del arte y dónde realizaste tus estudios?
lFue un acercamiento natural. En mi familia hay varios artistas, así que me crié viendo dibujos y pinturas desde que tengo uso de razón. Estudié en la Escuela de Bellas Artes, me gradué en 2006, pero además me especialicé como Ilustrador Gráfico en el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP). Soy miembro de la Fundación de Arte JBC, del Colectivo Bao International y Coco d-art, entre otras instituciones que se dedican a labores sociales en favor de la niñez, a través de programas privados y estatales para enseñar el don del buen arte. Mi trabajo consiste en capacitar niños para hacer de ellos futuros artistas visuales con la compresión y capacidad de trabajar los distintos estilos y técnicas dentro de las artes. Además, soy gestor cultural, con más de nueve años de experiencia, proporcionando asistencia a programas de arte de manera exhaustiva y hábil dentro de todas las áreas.

¿Cuál consideras que debe ser la actitud de un artista ante la sociedad?
El arte es un oficio. Ser artista es ser un profesional del área, por lo tanto, el artista debe ser un modelo a seguir. En una época de antivalores, ser moralmente ético sería un aporte de gran valor a esta sociedad.

¿Qué se logra con la pintura a diferencia de otros medios?
El contacto visual es poderoso. Lo que entra por los ojos va directo al cerebro y el corazón. Las emociones que producen las imágenes no se comparan con nada.

La pintura es de las expresiones artísticas más antiguas. ¿Cómo entiendes que debe convivir con los nuevos medios?
Cómo siempre lo ha hecho, evolucionando y adaptándose a los nuevos cambios sin perder su esencia.

¿Qué tan importante es la técnica en una obra de arte?
La técnica está compuesta por procesos, en la escuela de dibujo y pintura los estudiantes desarrollan una técnica bajo los procesos enseñados por el profesor. A partir de ahí, un artista consciente desarrollará sus propias técnicas y procesos en la búsqueda de su propio sello.

¿Qué técnicas y/o paleta de colores utilizas mayormente en tus trabajos?
Soy un artista multidisciplinario, la paleta de colores dependerá de la técnica, de la temática y de otros valores que son tomados en cuenta a la hora de realizar una obra.

¿Se puede vivir del arte?
¡Claro que sí! A toda carrera que se le pone empeño produce resultados satisfactorios.

Premios y reconocimientos durante tu trayectoria profesional?
El Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI) de Santiago me reconoció por mi dedicación y valiosa cooperación en beneficio de los niños y niñas de la institución en 2003-2005, también fui reconocido por el Monumento y el Centro de la Cultura de Santiago, así como por la Galería Tríptico por mi trabajo como artista visual y por haber participado en el conversatorio Decodificando a Vela Zanetti el 17 de diciembre de 2016. Además, el Centro de Educación Integral Cometas de Esperanza me reconoció por mi apoyo a las actividades que propician el desarrollo sostenible de la comunidad mención de honor por mi participación en el Concurso de Murales en Tiempo de Solidaridad y por mi labor en el programa Ángeles de la Cultura.

¿Qué le espera a Pedro Cofresí en un futuro?
El futuro no está escrito y nadie tiene la llave de su futuro. Uno siempre hace una posible proyección del futuro, aprovecho lo más que puedo cada momento de mi presente.

¿En qué proyectos te encuentras trabajando actualmente?
A pesar de la pandemia, este ha sido un año maravilloso para mi carrera. Y sí, estamos sumergidos en varios proyectos, tanto dentro como fuera del país. l

Opinión
Mis obras están basadas en la vida diaria y lo que experimentamos en ella. Mi técnica se basa en la mezcla de varios estilos pictóricos”.

Consideración
Ser artista es ser un profesional del área, un modelo a seguir. En una época de antivalores ser moralmente ético sería un gran aporte a la sociedad”.

Por María E. Perez / Periodico El caribe