Por Teresa Casado

SANTO DOMINGO.-Rudy Antonio Quezada, dominicano que alcanzó notoriedad por haber ganado dos demandas por cerca de 50 millones de dólares en Nueva York tras pasarse 24 años preso por un crimen que no cometió, murió el fin de semana a manos de un atracador en Santo Domingo Oeste.

Ayer a las 2:00 de la tarde estaba siendo sepultado por familiares y amigos en el cementerio privado Jardín Memorial.

Condenado a cadena perpetua en 1993 por la muerte en un tiroteo del también dominicano José Rosado, una casualidad permitió que se demostrara su inocencia y al salir, 24 años después, inició una demanda que ganó en 2017 por 4.5 millones de dólares contra la ciudad de Nueva York, el fiscal que lo incriminó y otros funcionarios.
También entabló una demanda por 44 millones contra el Departamento de Correcciones que también ganó.

Los amigos
Solía compartir con sus amigos, con los que al decir de uno de sus familiares practicaba la solidaridad, y en eso estaba frente al tanque de Las Caobas, Santo Domingo Oeste, cuando llegaron dos en una motocicleta a realizar un atraco, de acuerdo con una versión policial.

En el asalto en que murió Quezada, resultó herido en el hombro izquierdo uno de sus amigos identificado como Francisco Bonilla Abad y también murió uno de los dos asaltantes, que luego fue identificado por la Policía como El Chapa, y huyó el acompañante que conducía la motocicleta, el cual fue apresado.

Al parecer se trató de un atraco bien planificado por un relacionado para despojarlo de sus pertenencias y les estaban dando seguimiento. Así lo expresó una prima de la víctima, Alba Montero, quien dijo que esos detalles les fueron informados las autoridades policiales que realizan la investigación.

La señora Montero explicó que cuando los dos asaltantes cometieron el hecho, uno de ellos fue muerto por los vecinos del sector, y el otro está detenido en la Policía, que todavía ayer lo investigaba.

“Se llevaron un alma que creía en todo el mundo”, manifestó Montero con lágrimas y voz entrecortada tras señalar que su pariente nunca sospechó que un amigo podría traicionarlo.

Esperan justicia
Los familiares de Quezada piden justicia por el asesinato de su pariente. Dijeron que desde los Estados Unidos en diciembre del 2017, acostumbraba a compartir con sus amigos y su raíces de su barrio porque se preocupaba por los problemas de sus vecinos, por eso iba al sector Las Caoba.

A pesar de que visitaba siempre el sector Las Caobas, Quezada residía en el residencial Alameda, Manoguayabo, de esa jurisdicción.

Un vecino del lugar donde ocurrió el asalto dijo que no presenció la muerte de Quezada, pero vio a las dos personas a bordo de la motocicleta, porque estaba cerca del lugar. Refirió que se pararon a unos metros de su negocio y luego dieron la vuelta. “En minutos, escuché los disparos, las personas corrieron… A mí me dio un ataque de nervios y no recuerdo más nada”.

Destino

—1— Llegada
A mediados de diciembre del 2017, Rudi Quezada llega a la República Domincina.
—2— Demanda
El 8 de diciembre 2017, Quezada gana dos demandas: US$4.5 millones y US$44 millones.
—3— Libertad
El 2015, obtiene su libertad luego que fiscal de Brooklyn admitió irregularidad del caso.