NUEVA YORK.- La alcaldía de Nueva York ha reclutado al célebre productor musical Clive Davis para organizar un megaconcierto en Central Park con el que celebrar la recuperación de la ciudad tras la pandemia, según adelanta The New York Times.

Por ahora no hay ningún artista confirmado, pero la intención es reunir a ocho estrellas «icónicas» en una actuación de tres horas, con 60.000 espectadores en persona y una emisión por televisión para todo el mundo, según ha manifestado Davis al periódico.

El evento, que se planifica de forma provisional para el 21 de agosto, sería parte de una semana de celebraciones para marcar la reapertura de una ciudad que fue uno de los epicentros mundiales de la covid-19.

«Este concierto va a ser una oportunidad única en la vida», dice en una entrevista con el Times el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, quien asegura que toda esa semana será algo «nunca visto» en la Gran Manzana.

Con la idea de reunir a un cartel de excepción, De Blasio se ha puesto en manos de Davis, una de las figuras más importantes en la industria musical estadounidense desde hace décadas y que a lo largo de su carrera ha colaborado con nombres como Janis Joplin, Bruce Springsteen, Aretha Franklin o Whitney Houston.

El productor de 89 años está trabajando en la selección de artistas y la firma Live Nation, el gigante de los espectáculos en directo, también está involucrada en la producción.

Según Davis, que desde 1976 se encarga de la organización de la gala de los Grammy, la mayoría de las entradas serán gratuitas, aunque habrá algunos asientos VIP de pago.

El lugar elegido para el megaconcierto es la gran pradera situada en el centro de Central Park, escenario de actuaciones históricas de artistas como Elton John (1980), Simon & Garfunkel (1981) o Luciano Pavarotti (1993).