Por Marilyn Ventura

Tras el anuncio de la reapertura de los restaurantes del país con tan solo un cincuenta por ciento de su capacidad, queda atrás el concepto de presentar música en vivo en estos lugares.

De hecho todas las actividades públicas y masivas en cines, teatros y salas de espectáculos continúan clausuradas.

Los restaurantes podrán recibir clientes pero no deben sobrepasar el 50 por ciento de su capacidad y no pueden ocupar más de seis personas una mesa.

A través del decreto el Go-bierno se dice que los restaurantes deberán cumplir las medidas de distanciamiento y otros protocolos para controlar el Covid 19 como uso de mascarillas, limpieza de manos y medición de temperatura.

Restaurantes como Amigos 24 Horas y Monarca Bistro se apegan a las medidas dispuestas, sin embargo entienden la situación de muchos músicos y artistas que viven de cantar en bares y restaurantes.

“Los días que por lo regular tomamos para presentar música en vivo son los sábados y domingos y como solo se permite hasta el mediodía,  entonces es mejor no arriesgarse con nada que pueda acumular personas”, explicaron.

La música en vivo queda detenida por un largo tiempo, por lo que se espera que nueva vez músicos, artistas y todo aquel que trabaja dentro del mundo del entretenimiento regrese a una precaria situación económica.

Lo importante de todo esto, como lo han manifestado muchos de los protagonistas de la industria, es que se frene el contagio y que la salud sea la prioridad de todos.