Estómagos más planos, labios más grandes, piel más tersa.

Cuando miramos fotos en las redes sociales, a veces es difícil saber qué es real o cuánto se ha editado.

Pero ¿un aviso que indique que la publicación tiene filtros o ha sido modificada ayudaría a mejorar la autoestima de los usuarios?

En Noruega entra en vigor una nueva ley que significará que las personas influyentes en las redes sociales (los influencers) no pueden publicar fotos modificadas sin decir lo que han hecho.

Las reglas afectarán a cualquier publicación pagada en todas las plataformas de redes sociales, como parte de un esfuerzo por “reducir entre los jóvenes la presión por cómo luce su cuerpo”. Mas informacion Click Aqui