Un puma que había sido mantenido como mascota por un residente en El Bronx será trasladado a un santuario para animales en el estado de Arkansas. 

Empleados de conservación ambiental y miembros del NYPD trabajaron en conjunto para coordinar el retiro del puma, de 11 meses y de 80 libras, del hogar privado.

El animal fue llevado al Zoológico de El Bronx donde fue cuidado por veterinarios y personal del zoológico durante el fin de semana.

El caso se encuentra bajo investigación.