​Un tribunal de esta localidad acogió la solicitud de la Fiscalía de Santo Domingo Este, consistente en un año de prisión preventiva para el cabo de la Policía Janli Disla Batista, imputado por provocarle la muerte de un disparo en la cabeza a la arquitecta Leslie Massiel Rosado Marte, durante un hecho ocurrido el pasado sábado en Boca Chica.

Igual medida de coerción le fue impuesta a Rafael Castillo Novas (Argenis), quien conducía la motocicleta en la que el agente policial persiguió a la víctima, luego de un supuesto accidente de tránsito.

El juez Leomar Cruz, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santo Domingo Este, adoptó la decisión con base en distintas pruebas aportadas por el Ministerio Público, encabezado en la audiencia por el fiscal titular de Santo Domingo Este, Milcíades Guzmán Leonardo.

“La valoramos como una decisión correcta de parte del tribunal”, dijo Milcíades Guzmán Leonardo a periodistas que lo abordaron luego de concluida la audiencia donde fueron impuestas las medidas de coerción.

Al ser cuestionado sobre otros posibles responsables, dijo que se han tejido una serie de hipótesis, pero que el Ministerio Público continúa investigando.

En relación con el alegato del motorista, de que no participó, que no sabía y que solamente trasladó a la persona que disparó, el fiscal indicó: “Nosotros hemos comenzado a hablar del cooperador necesario, que es la persona que no te comete un ilícito, sin embargo, es un instrumento imprescindible, esencial, para que se cometa dicho ilícito, y creemos que esa es la participación que él ha tenido y seguiremos las investigaciones para hacer un acto conclusivo de acuerdo a la honestidad que nos exige la ley y con total calidad frente a la sociedad”.