Una mujer británica que no sabía que estaba embarazada dio a luz en el apartamento de su novio en Ámsterdam, Países Bajos, después de hacer siete kilómetros corriendo.

El pasado 21 de junio, Charlotte Wheeler-Smith, de 31 años, regresó de una carrera de siete kilómetros con inusuales dolores abdominales. Fue examinada por un médico, pero el especialista aseguró que no era nada serio y probablemente solo se trataba de gases.

No obstante, solo una hora después y para su gran sorpresa, rompió aguas y dio a luz a una niña en el apartamento de su novio Dominic antes de que llegara la ambulancia. Al nacer, la pequeña Evelyn Rose experimentó problemas respiratorios, pero Dominic logró estabilizarla realizándole una técnica de reanimación cardiopulmonar que recordaba que le habían enseñado en la escuela primaria, contó la mujer en una entrevista para el programa ‘Good Morning Britain’.

La recién nacida fue ingresada en una unidad de cuidados intensivos, donde pasó tres días para minimizar los efectos de la falta de oxígeno. A pesar de que el parto fue dramático y peligroso, ahora la bebé está sana y fuera de peligro, aseguró la doctora Sophie Van der Schoor, del hospital OLVG, que también tomó parte en la entrevista. Según la especialista, que califica lo sucedido como “un milagro”, Evelyn Rose “es una niña muy fuerte” y ahora puede respirar por sí misma.

Wheeler-Smith dijo que sus familiares y amigos “obviamente” estaban “muy conmocionados” con lo sucedido y la apoyaron mucho. Sin ese apoyo y sin “el equipo médico excepcional” de Ámsterdam, “no estaríamos aquí hoy”, concluyó.